La empresa Thermal Combustion realizó la instalación puesta en marcha y calibración de un sistema de calentamiento de agua La industria automotriz tiene diversos proveedores que en conjunto hacen el proceso de fabricación de los automóviles. La mayoría de las piezas que van en un automóvil, deben ser pintadas por procesos de alta calidad. La pintura que se acostumbra a usar es pintura electrostática, que utiliza un proceso térmico y eléctrico para conseguir acabados de alta calidad y con larga duración. La mayoría de fabricas de piezas que utilizan este tipo de pintura lo hacen por medio de sistemas continuos de pintura. En estas líneas de pintura tiene diversos procesos independientes entre los que se encuentra el lavado y enjuague de piezas. 

Antes de entrar al proceso de pintura las piezas deben ser lavadas para remover toda la suciedad y grasas que puedan tener las piezas metálicas por su fabricación. El lavado se hace ya sea sumergiendo las piezas en tinas de inmersión o rociándolas con diversos productos químicos para el fin de la limpieza de piezas.

Luego del lavado se realiza el proceso de enjuague que es normalmente con productos basados en agua y agua desmineralizada. Todos los fluidos mencionados anteriormente utilizados en el proceso de lavado y enjuague deben tener una temperatura mínima promedio de 70 °C. Para esto se utilizan diferentes tipos de calentamiento. Uno de ellos es tener un sistema de calentamiento de agua central que transfiera calor a los demás fluidos de forma indirecta. El calentamiento indirecto se hace por medio de intercambiadores de calor de placas paralelas que son de alta eficiencia. Y el calentamiento de agua central se realiza por medio se un sistema de combustión y un boiler de agua caliente con la capacidad requerida por el sistema.

En este proyecto se utilizó un sistema de calentamiento de agua marca Riello modelo RTQ 639 3S. En este sistema de calentamiento se utilizó un quemador marca Riello modelo RS 70/M. El sistema consta de un tanque en donde se almacena el agua de proceso, este tanque tiene internamente una cámara de combustión y unos tubos internos por donde pasan los gases de combustión.

El calentador es de flama reversible, lo que quiere decir que la flama entra a la cámara de combustión y los gases se devuelven por la misma, entrando posteriormente a los tubos en donde se genera la mayor parte de la transferencia de calor. Internamente estos tubos o fluxes tienen internamente unos deflectores que generan la turbulencia y velocidad necesaria en el sistema para aumentar la eficiencia de transferencia de calor hacia el agua de proceso. Luego de esto el agua caliente a 40°C aproximadamente empieza a recircular por los intercambiadores de calor de placas paralelas y vuelve al sistema de calentamiento RTQ, la temperatura de trabajo del agua de la RTQ es de 90°C y envía el calor del sistema central a todos los productos químicos necesarios.