BLOG

Falla de flama

Edicion Web

0

Una falla de flama, ocurre cuando hay  una variación en la intensidad de la llama. Esto se puede dar debido a diversas razones. Entre las principales se encuentran:

  • Aumento de la velocidad de salida de aire y combustible en relación con el avance de la flama.
  • La disminución de la velocidad de salida de la mezcla de aire y combustible en relación con la de avance de la llama.
  • Combustible pobre o inadecuado
  • Fotocelda deficiente

Siemens, cuenta con una amplia línea de controles para supervisar este problema en quemadores de distintas modalidades, por ejemplo, de una  o dos etapas, modulantes o progresivos. Esto garantiza que los procesos de combustión sean eficientes y de muy bajo riesgo a pesar de que utilizan combustibles flamables.

Los controles de esta marca, permiten ajustes de diferentes parámetros de purga gracias a su amplio catálogo de productos para distintos procesos.

Mantenimiento de un quemador diesel

Edicion Web

0

Los quemadores diésel son parte importante para el desarrollo de las tareas del proceso. Por tal motivo, un mantenimiento preventivo puede realizarse para evitar accidentes o daños al desarrollo. El soporte que se brinde puede girar en torno a:

  • El aire primario para la combustión pues es conveniente comprobar si la regulación de la aportación de aire es la correcta.
  • La presión de gasoil que debe estar por encima de los 12 bares para su correcta pulverización.
  • El estado de la electroválvula de gasoil.
  • El estado de ventilador y las entradas de aire.
  • La correcta actividad de las fases de funcionamiento (prebarrido, encendido, funcionamiento y bloqueo/parada).

Sin embargo, resulta esencial considerar el tipo de producto y las características específicas que tiene. Asimismo, no se puede olvidar tener a la mano el instructivo del fabricante. Esto debido a que cada marca tiene sus particularidades y cada empresa da su propio servicio recomendado.

Quemador de gas

Edicion Web

0

Thermal Combustion ofrece diversos tipos de quemadores. Entre ellos, se encuentran los clasificados como quemadores de combustibles gaseosos. Coloquialmente, también llamado quemador de gas. Los cuales, son los más accesibles de la gama que ofrece Thermal Combustion. Esto, debido a que presentan un menor rango de dificultad en el proceso de combustión.

¿Cómo ocurre esta facilidad? Se debe en amplia medida a las partículas de gas que se mezclan de manera íntima con el aire. Esta situación permite el desarrollo de una buena combustión sin incluir altos niveles de aire. Lo cual, logra un mayor nivel de eficiencia.

Ahora bien, la clasificación de este tipo de quemadores se da según la zona del mismo en que se mezclan el aire y el combustible. Se denominan:

  • Quemadores de premezcla cuando su mezclado se da antes del quemador.
  • Quemadores cerrados si se mezcla en el quemador.
  • Quemadores abiertos cuando se llegan a combinar los dos anteriores.

Finalmente es interesante mencionar que las capacidades de estos cubren un rango muy amplio. El cual, puede abarcar desde fracciones de kilogramos por hora (domésticos), hasta unos 1.500 kg/hora (industriales y calderas grandes).

¿Qué son y cómo funcionan los sensores de flama?

Edicion Web

4

Los sensores de flama, son elementos de control que se encargan de monitorear la llama de un quemador durante su proceso de funcionamiento. Estos sensores reciben señales eléctricas y reparten corriente a los otros controles dentro del quemador que cumple su trabajo en procesos de ignición.

Ya sea que los sensores se utilicen en un horno doméstico o en calderas industriales, su función es prácticamente la misma pues como explicamos anteriormente, indican la presencia de una flama.

Estos dispositivos son de suma importancia ya que forman parte de un circuito de seguridad; por ejemplo, si la llama llegara a apagarse sin que se tenga conocimiento de ello, y el horno o caldera continuarán utilizando combustible, podría ocurrir una explosión con resultados fatales. Es por eso que los sensores envían señales hacia los controladores centrales. Dichos controles, operan válvulas de combustible para liberar los materiales en la cámara de combustión de diversos equipos, hornos o calderas. Cuando comienza una señal de inicio, el sensor de flama funciona como temporizador. En esta etapa de ignición, la lectura del sensor de flama se ignora hasta que una flama grande pueda ser detectada. Una vez que el tiempo se completa, la señal del sensor se lee periódicamente para vigilar que se realice una combustión adecuada.