BLOG

Hornos industriales

Edicion Web

0

Los hornos industriales, son sistemas que se utilizan para calentar materiales a muy altas temperaturas. A diferencia de otros equipos que también se utilizan para procesos de calefacción como las estufas, estos sistemas alcanzan entre 500º y 600º.

Durante los procesos de calefacción, existen balances energéticos que permiten que el calor aportado, sea igual al calor absorbido. Esto favorece al ahorro energético. Asimismo, el proveedor del sistema, puede ayudarte a aplicar otras medidas de ahorro a tu horno.

Una de las más utilizadas, es el ajuste de combustión. Es importante que verifiques el rendimiento de la combustión antes y después del ajuste para asegurarte de que esté funcionando.

Otra alternativa, es el aislamiento de los hornos. Esto significa que el horno debe estar en un área especial para que la temperatura se mantenga constante.

Existen muchas opciones y alternativas para adquirir un horno, por ello, es recomendable que pidas asesoría a tu proveedor antes de comprar y te asegures de que el equipo que compres, sea el más eficiente para los procesos que requieras.

Hornos industriales para café

Edicion Web

0

Los hornos industriales pueden utilizarse para diversas funciones e industrias, por ejemplo, en la industria alimenticia para el secado de café.

Secan hasta el 12% de humedad con bajo volumen de aire. Pueden ser alimentados por aire calentado que utiliza cascarillas de café como combustible o con un quemador de gas lp, dependiendo de cada necesidad.

Se recomienda utilizar temperaturas máximas de 65ºC para lograr un secado uniforme.

El tiempo que requiere este proceso depende de varios factores tales como la humedad que se necesita remover, la temperatura del aire ambiental y la temperatura del aire proveniente de la fuente de calor.

Consulta la página de Thermal Combustion para conocer los diferentes tipos de hornos industriales que ofrecemos y las funciones que pueden realizar.

 

Hornos industriales a la medida

Edicion Web

0

El calentamiento global y los problemas ecológicos que hoy en día afectan a nuestro planeta, han provocado la búsqueda de alternativas que permitan el cuidado ambiental.

Los hornos industriales, gracias a las altas temperaturas que producen, facilitan el calentamiento y fusión de materiales, optimizando la energía que se requiere para hacerlo y evitando las emisiones de gases que favorecen al daño ecológico.

Estos sistemas funcionan a través de gas o electricidad y los diseñamos y fabricamos de acuerdo a las necesidades del cliente. Entre nuestro catálogo de sistemas se encuentran los siguientes:

  •     Hornos industriales de procesos industriales
  •     Hornos industriales de alimentos
  •     Hornos industriales de deshidratación
  •     Hornos industriales de Pirólisis
  •     Hornos crematorios
  •     Hornos industriales para cerámica y talavera
  •     Horno de secado de pintura
  •     Sistemas de calentamiento de aire / invernaderos
  •     Incineradores
  •     Intercambiadores de calor
  •     Secadores

 

Puedes consultar el catálogo completo y el resto de nuestros productos que ayudan

al cuidado del medio ambiente en la  página oficial de Thermal Combustion.

Deshidratación de alimentos: proceso y ventajas

Edicion Web

0

¿Ya conoces todas las ventajas que puedes obtener con el consumo de comestibles deshidratados? Este proceso conlleva la eliminación casi completa del agua que contienen muchos alimentos como frutas, verduras, carne, etc. Todo esto se realiza bajo condiciones de control óptimas que producen cambios mínimos o incluso ninguno en las propiedades de dichos alimentos.

El procedimiento de deshidratación se lleva a cabo con sumo cuidado, ya que es necesario evitar que agentes patógenos o bacterianos se difundan entre los alimentos. Primero, se escogen cuidadosamente qué frutas, verduras o cárnicos son adecuados para el proceso. Posteriormente, la comida elegida pasa por un estado de blanqueamiento en el que se introduce en agua salada o vapor durante unos segundos, para después sumergirla en agua helada y al final escurrir. Otros procedimientos que se realizan son para evitar la oxidación, es decir la alteración en su color original. Finalmente, el paso más importante es el de reducir la cantidad de líquidos en los alimentos. Una opción económica pero poco productiva es el secado natural con rayos de sol, y la otra, con un alcance mucho mayor es con el empleo de hornos de deshidratación. En esta opción de calor artificial, se aplica aire caliente al producto y así se consigue la evaporación del agua en sus tejidos.

Los productos deshidratados poseen muchos beneficios ya que pueden conservar gran porcentaje de su sabor, color y consistencia durante largo tiempo y es posible volver a rehidratarlos para su consumo. Sus propiedades de nutrición permanecen casi intactas y su tamaño es compacto y de fácil traslado. Te invitamos a que conozcas más ventajas sobre este tipo de alimentos y que consultes con nosotros todas tus dudas sobre los diferentes tipos de hornos.

Talavera: cerámica poblana con historia

Edicion Web

0

Puebla es una de las ciudades coloniales más grande de México y es conocida por su majestuoso centro histórico lleno de arquitectura barroca. Pero algo por lo que es reconocida a nivel mundial es por la hermosa Talavera, una tradición de alfarería que encierra miles de historias.

Esta producción tuvo lugar en 1550 cuando un pequeño grupo de artesanos de los talleres de cerámica de la Reina se establecieron en la Puebla de la Nueva España. Los alfareros españoles aprovecharon el conocimiento que los pueblos indígenas tenían en el manejo de barro y arcillas, y comenzaron a incorporarlo en sus talleres. Fue entonces que comenzaron a producir la popular talavera.

Posteriormente, ya con una técnica de producción más refinada, se crearon las primeras ordenanzas en 1653, estas, eran grupos encargados de regular la manufactura de las piezas. Ahí se ordenaron ciertos estándares y reglas, como quienes podían llamarse artesanos y hasta normas de decoración. Otras regulaciones que surgieron de las ordenanzas, fueron el uso del característico azul cobalto de la talavera, firmas para evitar plagios y la creación de categorías de calidad: fina, semi-fina y de uso diario.

Actualmente su venta se ha masificado y el uso de hornos industriales para cerámica y talavera, ha hecho más eficiente su producción. Las piezas de talavera se utilizan en varios entornos, ya sea en utensilios de cocina o diversas figuras decorativas. Esta cerámica poco convencional es sin duda un símbolo poblano tan icónico como el mole y su historia es tan rica y especial como sus diseños.