BLOG

Detector de falla de flama

Edicion Web

0

A finales del siglo XVIII,  en Estados Unidos y Europa, uno de los problemas más graves en los procesos de combustión, era la explosión de calderas. Por esta razón, con el paso de los años desarrollaron el detector de falla de flama para evitar estos accidentes.

El detector de falla de flama permite supervisar la llama de forma continua y minuciosa. Así como extender la vida útil del equipo y hacer los procesos de combustión más seguros.

Siemens, ha estudiado minuciosamente este tema y ha desarrollado detectores de flama cada vez mucho más seguros, precisos y simples de utilizar.

Con la tecnología de hoy en día se ha logrado la creación de detectores con microprocesador. Esto permite que sean más rápidos, resistentes y flexibles que modelos anteriores.

Los detectores de flama son adecuados para su uso en todo tipo de quemadores.  Ya sea en plantas de combustión a base de petróleo o gas.

Thermal Combustion, de la mano de Siemens, ofrece un amplio catálogo de detectores de flama. Consúltalos en nuestra página.

Detector de falla de flama

Edicion Web

0

Los nuevos detectores de falla de flama con microprocesador, son más rápidos, resistentes y flexibles que modelos anteriores. Esto se debe gracias a los avances de la microtecnología.

Los controles eléctricos de seguridad contra falla de flama, son equipos automáticos que proporcionan seguridad en la operación de quemadores, calderas y hornos. Éstos utilizan combustibles como gas o diesel.

Por medio de los sistemas de detección de flama, se monitorea la ignición del combustible. Segundo a segundo verifica que el quemador esté realizando el proceso correctamente. En caso de detectar alguna acción anormal, este sistema, detiene el proceso y activa una alarma.

Además, gracias a los avances tecnológicos, los detectores de flama tienen un tamaño compacto, lo cual permite que la instalación y transporte de éstos, sean más prácticos.

Thermal Combustion, a través de Siemens, ofrece un amplio catálogo de detectores de flama y sistemas para la seguridad en procesos industriales. Puedes consultar nuestros productos en la página oficial.

Detector de falla de flama

Edicion Web

0

Los detectores de flama tipo LOK16 y LGK16 de Siemens, cuentan con un circuito de supervisión de llama autocontrolado. El cual inicia las acciones de seguridad requeridas no sólo cuando existen señales de llama prematuras o faltantes, si no también e el caso de cualquier tipo de falla en el detector de llama.

Por lo tanto, los controles de los quemadores son adecuados para su uso en todos los tipos de plantas de combustión a base de petróleo o gas. Donde los sistemas de supervisión de llama con autoverificación son obligatorios o recomendados, por ejemplo:

  • Quemadores que operan constantemente.
  • Quemadores que operan de manera intermitente pero que requieren una gran demanda de calor.
  • Quemadores en la planta donde, para requisitos de seguridad específicos, la supervisión del quemador mediante un sistema de supervisión de llama con autocontrol parece conveniente.

El resto de modelos de control de flama los puedes consultar en la página de Thermal Combustion, distribuidor de Siemens.

La explosión de calderas: un antecedente para el detector de falla de flama

Edicion Web

2

¿Sabías que al final del siglo XVIII la explosión de calderas en Estados Unidos y Europa era uno de los problemas más serios de los ingenieros? La invención de las máquinas de vapor dio paso a la creación del Código ASME para calderas y recipientes bajo presión como resultado de la necesidad de regulación en el siglo XIX y, posteriormente, a la creación de normas oficiales tanto a nivel nacional como internacional.

Las calderas son instrumentos que soportan altas presiones a determinada presurización por lo que el contar con un detector de falla de flama resulta previsor de daños. Puesto que se concentra en una supervisión de la presión de aire con comprobación funcional del interruptor de presión de aire durante su arranque y operación así como una operación controlada después de 24 horas de trabajo continuo tomando en cuenta la capacidad de trabajo del equipo.

Una de las grandes ventajas que tiene es permitir, con la supervisión continua y minuciosa, una relajación de esfuerzos en la implementación de los materiales así como extender la vida útil del equipo y otorgar un mayor nivel de seguridad en los procesos de la industria.